Sangre de mi Sangre

Pilotos USA: True Blood, el desconcertante brebaje de Alan Ball

El desconcierto se cierna sobre True Blood. El piloto es tan extraño que es imposible discernir si hay algo detrás de tantas expectativas. Es difícil distinguir si será una gran serie o un despropósito mayúsculo. Y es que la introducción a la serie es de todo menos convencional.Esto es una nueva ficción de vampiros. Viven en una aparente tranquilidad (nada de anonimatos como en Buffy o Moonlight) y parecen haber encontrado un método perfecto para la integración: en este reformulado mundo se ha creado una sangre sintética que puede saciar sus necesidades nutritivas. Claro que, según lo visto, la serie tiene mucho más acerca de humanos y sobre todo acerca de humanos peores que vampiros, de sangres psicotrópicas y también de una camarera que tiene poderes telepáticos y que puede leer la mente a todos menos a un misterioso chupasangre. Algo completamente desconcertante. Tampoco queda claro qué lleva las riendas del episodio. Aparte de la camarera, los demás personajes se presentan de forma muy irregular. ¿Todo esto formará parte de una genialidad o de algo fallido? Mientras, el guionista y director Alan Ball (responsable de los guiones de A dos metros bajo tierra y American Beauty) y el hecho que se trata de una serie HBO (Los Soprano, Deadwood, Sexo en Nueva York) ayudan a alimentar las esperanzas de que se tratará de algo soberbio.
Sin embargo, yo apuesto a que valdrá la pena. Alan Ball nos ha servido un enigmático brebaje de trepidante arranque (la situacional primera escena es magnífica) que mezcla comedia, diálogos paranoicos e inconexos (de la mano de la amiga que trabaja en el hipermercado), planos inquietantes (tela con el sexo de tintes sadomasoquistas y vampiriles), un retrato tradicional de algo tan poco normal y toques tan cutres que tienen que estar hechos adrede.
No obstante, yo tengo la intuición o esperanza que quizás (y remarco el ‘quizás’) estamos delante de algo grande, de una invención social muy elaborada de la que necesitaremos unos cuantos episodios para concretar cómo es este nuevo mundo. Por el momento, es el proyecto más interesante, curioso y arriesgado de cuantos acechan para la temporada que viene*.
*(desde el 7 de Setiembre por HBO)
Como toda buena serie posmoderna, "True Blood" también tiene su propia viral add (si no saben de que hablo, a Googlear ahora mismo) con una campaña gráfica muy inteligente y una web que haría sonrojar al mismo Alvar Hanso. http://trubeverage.com/ http://bloodcopy.com/